El Multicentros
de las Informaciones.
(809) 276-2304

periodicosaludrd@hotmail.com
 
 
 
 
“Apágame la vela...” El último aplauso a Vinicio Franco, el real mambo del merengue durante décadas
 
A Vinicio Franco se le vio tener una de sus últimas actuaciones, ante un gran público, en el 2015, cuando Gilberto Santa Rosa se hizo acompañar de dos glorias del merengue, él (Vinicio) y Joseíto Mateo, durante la celebración de su cumpleaños número 53 en el anfiteatro Nuryn Sanlley.

Esa noche Vinicio “Mambo” Franco, como se le conocía en el argot musical, en ese entonces con 82 años, conservaba su garbo y elegancia al interpretar el merengue, siembre señalado con su largo dedo, lo que se convirtió en una de sus características al cantar.

El Covid-19 apagó el sábado la vida de uno de nuestros grandes intérpretes del merengue, ritmo en el que se ganó el mote del “Mambo”, por lo contagioso de su vocalización. El artista llevaba una semana ingresado en el hospital militar Ramón de Lara, de la capital.

Vinicio Franco muere en plena Navidad, época en que su voz volvía a la radio, ya que él grabó el álbum “Merengues Navideños” que contiene “Llegó Noche Buena”, “Aguinaldo a la Sarandela” “Feliz Navidad”, “Brisas de Navidad”, “Antares de Navidad” y “Alegría navideña”, entre otros.

Su niñez
Vinicio Antonio Franco Rodríguez nació en Puerto Plata, el 14 de septiembre 1933. Creció con el dolor de no haber conocido a su madre, Carmela García.

Su padre era maestro constructor, regularmente era llamado por el dictador Rafael Leónidas Trujillo para que formara parte del equipo de importantes construcciones como La Toma de San Cristóbal y el hospital Heriberto Peter.

Teniendo Vinicio dos años, su padre que ya había formado otra familia en Santiago, fue arrancado del lado de su madre y fue criado en Santiago junto a su madrastra y su padre.

“Nunca vi a mi mamá, no la conocí porque cuando mi papá me llevó con él, apenas tenía dos años de edad”, le confesó a Ramón Pastrano en una entrevista en el desaparecido programa televisivo “Formalmente informal”. Solo la vio en una fotografía que le facilitó un familiar.

En la música
Durante su niñez su papá le regaló una guitarra, a pesar de que éste nunca tuvo de acuerdo con su decisión de ser cantante o músico.

Cuando tenía 15 años llegó a la capital para trabajar junto a su padre en la construcción del hospital Doctor Heriberto Peter.

En la capital comenzó a visitar bares, en los que se ofrecía para ayudar a los cantantes de moda.

Así que de vez en cuando le permitían cantar y le pagaban con bebidas alcohólicas, las que luego cambiaban por dinero.

Un día el cantante de la orquesta de planta del bar Yubirí se emborrachó, no pudo cantar, y a Vinicio le pidieron fuera a reemplazarlo esa noche, y así se inició en la música.

“Un día el barbero de Petán (José Arismendy Trujillo, hermano del dictador) llegó al bar a verme cantar y me propuso que fuera a visitar a Petán a La Voz Dominicana”, relató.

Al día siguiente Vinicio fue probado por Radhamés Reyes Alfau (asesor de Petán) y fue contratado para que estudiara canto y teatro, con un salario de 125 pesos.

Cuando Joseíto Mateo salió de la Super Orquesta San José (la orquesta de Petán), que dirigía Papa Molina, Vinicio Franco entra como cantante a principios de los años 50, ganando un sueldo de 200 pesos.

Trayectoria
El merenguero tuvo una carrera con 66 años de trayectoria. En la orquesta de Antonio Morel grabó sus primeros merengues: “Apágame la vela”, escrito por Bienvenido Brens, y “Los algodones” y la salve “Oye nena”.

“Siña Juanica”, merengue de Félix López con Armando Beltré y Rico López, fue otro de sus aciertos.

Vinicio formó el cantante principal de la orquesta del maestro Rafael Solano, según dijo estuvo con Solano 46 años. Con Solano viajó diferentes países “En la orquesta de Solano grabé el merengue “El caderú”, fue con ese merengue que empecé a utilizar el dedo porque era que mi papá me decía tú eres medio caderú… y a mí no me gustaba que papá me dijera así”, relató.

En sus merengues a Vinicio también se le escuchó llamar a los bueyes: “Ceja dame gusto”, “Venga redondo bolefuego...”.

El artista grabó más de 460 merengues en sus años de carrera, matizada por años gloriosos en su voz con orquestas de primer nivel a mitad del siglo XX.

Vinicio Franco registró 66 años de carrera, en los que fue contemporáneo de Francis Santana, Joseíto Mateo, Luis Vásquez y Frank Cruz.

Otros temas que se conocen son el “Gallito pinto”, “Alevántate”, “La pela de Juana”, “Dolores”, “A lo oscuro”, “Soñar”, “El pichoncito”, “El alfiler”, “Siña Juanica”, “Mensaje”, “Dueña de mí”, “Leña”, “La yuca”, “La maricutana”.

Con Johnny Ventura participó en la grabación del tema “Ah, yo no sé, no”, de la autoría de Johnny Ventura y Mundito Espinal.

A Vinicio Franco le sobrevive su esposa Florencia Rosario y seis hijos.

 

 
 
Alex Bueno en Nochebuena”, es el concierto que ofrecerá el artista este 24 de diciembre
 

Uno de los grandes artistas de República Dominicana se alista para celebrar la especial fecha de Nochebuena junto a fanáticos.

Se trata del concierto streaming “Alex Bueno en Nochebuena”, que ofrecerá el intérprete este próximo 24 de diciembre a las 9:00 de la noche, hora de Estados Unidos, y 10 de la noche en República Dominicana.


En este importante día de unidad familiar, el cantautor se reinventa para ofrecer un gran espectáculo por lo que cada tema ha sido seleccionado por el artista con especial cuidado.

Para la puesta en escena realizará un paseo por la historia de sus éxitos en merengue, bachata; y otros temas en, salsa, música típica, con este género se hará acompañar de músico típico Nicol Peña, con quien hará un homenaje a Bartolo Alvarado, “El cieguito de Nagua”, esto gracias a la producción de Teledom.us.

“Voy a complacer a todo mi público, pues estaré acompañado por mi orquesta completa y mi grupo de bachata, bajo la dirección del maestro Frasier Hernández. Cantaré todos los ritmos que he grabado, nuevos y no tan nuevos, para que nadie se me quede”, dijo con emoción Alex quien ha estado ensayando con dedicación cada canción del amplio repertorio que presentará.

El concierto será transmitido por las plataformas digitales, TELEDOM.US, PPVDOMINICANO.COM; un nuevo concepto que nace al servicio de los diferentes eventos; además de Facebook, Paid Events y Vimeo, a un costo de US$9.99. En cada una de ellas se puede acceder para adquirir las boletas y disfrutar del show.

Para este evento, los espectadores tienen la ventaja de disfrutar del espectáculo durante 24 horas, con el mismo ticket de adquisición.

 
 
¡Un alivio!: Urbanos salen a tocar fiestas en ciudades de Estados Unidos
 
Al mal tiempo buena cara. En estas navida­des, en medio del fatídico co­ronavirus, los urbanos loca­les están tratando de que su “puerquito asado” no esté vacío. Desde hace dos me­ses una parte de los expo­nentes ya encontró palear su crisis económica ante el cierre de discotecas y cen­tros de diversión, conse­cuencia de las medidas im­puestas por las autoridades para controlar la expansión del covid-19.

Al menos los que tienen visa americana comenza­ron a sentir un alivio econó­mico. Y es que resulta que al no estar cerradas algu­nas de las plazas en territo­rio estadounidense,varios exponentes son contratados por promotores y realizado­res de evento radicados en Estados Unidos.

Entre los intérpretes que se les ve con frecuencia via­jando a tocar fiesta sola­mente los fines de semana están Ceky Vicini, El Mayor Clásico, Chimbala, Secreto, La Insuperable y Lápiz Con­ciente. Hay más que no pu­dieron ser verificados.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Según repor­tes de los mismos artistas, no todos los eventos han sido exitosos, puesto que el público en ocasiones no acude a los lugares convo­cados por temor al corona­virus.

Testimonio

“De diez fiestas que me contratan se me caen al me­nos cinco porque la gente no está yendo a lugares y mira la pegada que yo ten­go, pero no por eso uno tie­ne que desanimarse por­que la cosa está difícil y hay que buscarse el peso ya sea como sea”, dijo uno de los cantantes que más es­tán viajando a realizar fies­tas y que pidió reserva de su nombre.

Estados Unidos es la úni­ca plaza que se mantiene abierta para la música do­minicana, ya que en Europa estos eventos se mantienen prohibidos.

Al mal tiempo buena cara. En estas navida­des, en medio del fatídico co­ronavirus, los urbanos loca­les están tratando de que su “puerquito asado” no esté vacío. Desde hace dos me­ses una parte de los expo­nentes ya encontró palear su crisis económica ante el cierre de discotecas y cen­tros de diversión, conse­cuencia de las medidas im­puestas por las autoridades para controlar la expansión del covid-19.

Al menos los que tienen visa americana comenza­ron a sentir un alivio econó­mico. Y es que resulta que al no estar cerradas algu­nas de las plazas en territo­rio estadounidense,varios exponentes son contratados por promotores y realizado­res de evento radicados en Estados Unidos.

Entre los intérpretes que se les ve con frecuencia via­jando a tocar fiesta sola­mente los fines de semana están Ceky Vicini, El Mayor Clásico, Chimbala, Secreto, La Insuperable y Lápiz Con­ciente. Hay más que no pu­dieron ser verificados.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Según repor­tes de los mismos artistas, no todos los eventos han sido exitosos, puesto que el público en ocasiones no acude a los lugares convo­cados por temor al corona­virus.

Testimonio

“De diez fiestas que me contratan se me caen al me­nos cinco porque la gente no está yendo a lugares y mira la pegada que yo ten­go, pero no por eso uno tie­ne que desanimarse por­que la cosa está difícil y hay que buscarse el peso ya sea como sea”, dijo uno de los cantantes que más es­tán viajando a realizar fies­tas y que pidió reserva de su nombre.

Estados Unidos es la úni­ca plaza que se mantiene abierta para la música do­minicana, ya que en Europa estos eventos se mantienen prohibidos.

No valen lo que cuesta

“Lo malo de todo esto pa­ra el colmo es que cuando te llaman y te contratan por quince ó veinte mil dólares, que es lo que a uno tienen que darle, solo te están pa­gando 10 mil dólares. Y la­mentablemente uno tiene que cogerlo porque no te puedes dejar morir de ham­bre”, reveló el informante.

Con el anuncio que hizo el gobierno de extender el toque de queda hasta el 22 de diciembre, algunos artis­tas tienen la esperanza de que las discotecas sean re­abiertas al menos hasta el año entrante para así no te­ner que salir del país y ga­narse unos cuantos pesos, además de estar con sus se­res queridos, a quienes tam­bién quieren agradar

“Lo malo de todo esto pa­ra el colmo es que cuando te llaman y te contratan por quince ó veinte mil dólares, que es lo que a uno tienen que darle, solo te están pa­gando 10 mil dólares. Y la­mentablemente uno tiene que cogerlo porque no te puedes dejar morir de ham­bre”, reveló el informante.

Con el anuncio que hizo el gobierno de extender el toque de queda hasta el 22 de diciembre, algunos artis­tas tienen la esperanza de que las discotecas sean re­abiertas al menos hasta el año entrante para así no te­ner que salir del país y ga­narse unos cuantos pesos, además de estar con sus se­res queridos, a quienes tam­bién quieren agradar